METFORMINA 850 MG - 30 COMPRIMIDOS

TRATAMIENTO DE DIABETES MELLITUS TIPO II. HIPOGLICEMIANTES.
Disponibilidad: Disponible
SKU
BE0001
METFORMINA 850 MG - 30 COMPRIMIDOS está disponible para comprar en incrementos de 1

Indicaciones

Metformina clorhidrato está indicada en el tratamiento de la diabetes mellitus no dependiente de insulina en pacientes cuya hiperglicemia no puede ser controlada sólo con la dieta, el ejercicio o la reducción de peso, o cuando la terapia insulínica no se necesita o no es practicable, se usa como monoterapia o en combinación con sulfonilureas en pacientes con diabetes tipo II cuando en ésta no se alcanza un adecuado control de la glicemia. Como coadyuvante en terapia insulínica en pacientes tipo I: diabetes inestable, diabetes insulino-resistente.

Posología

Metformina clorhidrato se administra por vía oral. Diabetes mellitus no insulinodependiente: Adultos: La dosis inicial recomendada es de 500 mg 2 ó 3 veces al día ó 850 mg 1 ó 2 veces al día con o después de las comidas principales, aumentando gradualmente si es necesario a intervalos de 1 a 2 semanas, hasta 2 ó 3 g diarios, divididos en 2 ó 3 dosis. La tolerancia gastrointestinal se ve favorecida cuando se comienza con una dosis de 500 mg al desayuno por al menos 1 semana, y luego se aumenta la dosis gradualmente a 500 mg 2 veces al día también por al menos 1 semana. La dosis puede ser determinada individualmente por el médico en función de los resultados de los exámenes de laboratorio (glicemia, glicosuria). La dosis máxima diaria recomendada de metformina es de 3 g. Niños de 10 años o mayores: La dosis inicial recomendada es de 500 mg ó 850 mg 1 vez al día, ó 500 mg 2 veces al día, con o después de las comidas principales. Si es necesario se puede aumentar gradualmente, a intervalos de al menos 1 semana, hasta un máximo de 2 g diarios divididos en 2 ó 3 dosis. Como sustitución de otra terapia hipoglicemiante oral: Suspender la terapia hipoglicemiante previa y sustituir por metformina clorhidrato según la dosis antes indicada. Diabetes insulinodependiente: La metformina y la insulina pueden asociarse para obtener un mejor control de la glicemia. La posología de inicio usual es la que se indica más arriba, mientras que la dosis de insulina se ajusta en base a las mediciones de glucosa sanguínea. Ancianos: La dosis de metformina debe ajustarse en relación a la función renal del paciente (ver Precauciones).

Contraindicaciones

Metformina clorhidrato no debe ser administrada en los siguientes casos: Insuficiencia renal o disfunción renal (clearence de creatinina < 60 ml/min). Insuficiencia hepática. Patologías agudas en las cuales se altera la función renal, por ejemplo, infarto al miocardio, deshidratación aguda, shock. Falla cardíaca congestiva. Alcoholismo crónico e intoxicación alcohólica aguda. Hipersensibilidad a la metformina. Administración de diuréticos. Acidosis metabólica aguda o crónica, incluyendo cetoacidosis diabética, con o sin coma. No administrar durante el embarazo ni en el período de lactancia. Desnutrición severa. Pacientes de edad avanzada. Metformina clorhidrato está contraindicado en forma temporal en aquellos pacientes que serán sometidos a estudios radiológicos que impliquen la administración intravascular de un medio de contraste, debido a que el uso de estos productos puede producir una alteración aguda de la función renal. En estos casos la ingesta de metformina clorhidrato debe ser suspendida 48 horas antes del examen y restaurada luego de 48 hrs de terminado éste.