BISOPROLOL 2.5 MG - 30 COMPRIMIDOS RECUBIERTOS

TRATAMIENTO DE LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL
Disponibilidad: Disponible
SKU
CH5725
BISOPROLOL 2.5 MG - 30 COMPRIMIDOS RECUBIERTOS está disponible para comprar en incrementos de 1

Indicaciones

Tratamiento de la hipertensión arterial, prevención de las crisis de angina de pecho. Tratamiento de la insuficiencia cardíaca crónica estable de moderada a severa, con disminución de la función sistólica ventricular, en asociación con inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina I (ECA), diuréticos y, opcionalmente, digitálicos.

Posología

Los comprimidos de Corentel deben ingerirse enteros (sin masticarlos), por la mañana, (antes, durante o después del desayuno), con un poco de líquido. Adultos: Hipertensión arterial y angina de pecho: La dosis usual es de 10 mg 1 vez al día. En algunos pacientes puede resultar suficiente una dosis de 2.5 ó 5 mg 1 vez al día. La dosis máxima recomendada es de 20 mg al día. Insuficiencia cardíaca: Se recomienda su utilización en pacientes con insuficiencia cardíaca crónica estable que no hayan presentado descompensación aguda en las últimas 6 semanas y que no hayan requerido cambios en el tratamiento de base en las últimas 2 semanas. Estos pacientes deben estar en tratamiento con dosis óptimas de inhibidores de la ECA (u otros vasodilatadores en caso de intolerancia a los inhibidores de la ECA), diuréticos y, eventualmente, digitálicos. El tratamiento con Corentel debe iniciarse con dosis mínimas, incrementándolas gradualmente, de acuerdo con el siguiente esquema: 1.25 mg 1 vez al día durante 1 semana, en caso de buena tolerancia aumentar la dosis a: 2.5 mg 1 vez al día durante otra semana, en caso de buena tolerancia aumentar la dosis a: 3.75 mg 1 vez al día durante otra semana, en caso de buena tolerancia aumentar la dosis a: 5 mg 1 vez al día durante 4 semanas, en caso de buena tolerancia aumentar la dosis a: 7.5 mg 1 vez al día durante 4 semanas, en caso de buena tolerancia aumentar la dosis a: 10 mg 1 vez al día para el tratamiento de mantenimiento. La dosis máxima recomendada es 10 mg 1 vez al día y debería alcanzarse en un plazo no menor a las 12 semanas. Luego de la administración de la primera dosis de 1.25 mg, el paciente debe ser observado durante un período de 4 horas aproximadamente, controlando en modo particular la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la aparición de signos de empeoramiento de la insuficiencia cardíaca o de trastornos de la conducción. La aparición de reacciones adversas (bradicardia sintomática, hipotensión, empeoramiento de la insuficiencia cardíaca) puede impedir el empleo de la dosis máxima recomendada. De ser necesario, la dosis máxima alcanzada debería ser disminuida de manera escalonada. El tratamiento puede interrumpirse en caso necesario y reiniciarse cuando se considere oportuno. En caso de empeoramiento de la insuficiencia cardíaca se recomienda considerar la posibilidad de ajustar las dosis del tratamiento de base (inhibidores de la ECA, diuréticos).

Contraindicaciones

Hipersensibilidad reconocida al bisoprolol o a alguno de los excipientes. Como sucede con otros bloqueadores de los receptores adrenérgicos ß1, el bisoprolol no debe emplearse en casos de insuficiencia cardíaca no tratada, shock cardiogénico, bloqueo sinusal, enfermedad del nódulo sinusal, bloqueo AV de segundo o tercer grado (sin marcapasos), bradicardia con frecuencia cardíaca menor de 60 latidos/minuto previo al inicio del tratamiento, hipotensión arterial (PA sistólica <100 mmHg), oclusión arterial periférica avanzada, síndrome de Raynaud, asma severo o enfermedad obstructiva severa de las vías respiratorias, feocromocitoma no tratado y acidosis metabólica.